Cómo conseguir una ronda de inversión para tu negocio

Sin importar la fase por la que esté atravesando la empresa, lo cierto es que una ronda de inversión para el negocio representa una oportunidad sin igual ya que como bien se sabe no es sencillo conseguir dinero para sostener un proyecto, además, dejando de lado cual sea el motivo por el que se requiera dar este paso, la verdad es que bien gestionado trae grandes ventajas.

Así pues, ante el interrogante sobre cómo captar inversores, seguramente serán muchos los tips que podrán encontrarse, pero lo cierto es que obtener dinero para seguir adelante es algo que demanda de una gran responsabilidad y exigencia para responder con resultados pertinentes, es por ello que vale la pena informarse previamente y despejar hasta la mínima duda antes de introducirse en esta nueva dimensión.

Pautas para conseguir una ronda de inversión

Debido a que la necesidad de capital suele ser una barrera que muchas veces termina por echar a la borda los emprendimientos, es adecuado tener en cuenta lo siguiente:

  • Mostrar el proyecto de manera atractiva: esto algo crucial y se consigue dejando claro cuáles serán los beneficios de los posibles inversionistas, esto debidamente sustentando con estadísticas. Por otro lado, se encuentra el hecho de que deberás dejar bien estipulado las estrategias a las que acudirás para que el negocio crezca, todo dentro de la realidad y de las condiciones particulares del mercado.

  • El pacto con los inversores: esto debe pensarse muy bien pues ellos serán los nuevos socios, así que lo más prudente es que desde un inicio se tenga claridad sobre la cantidad de control que te sentirás cómo en ceder.

  • Verificar implicaciones legales: busque referencias sobre las personas con las que va a tratar, además de ello, concrete asesoría legal que le ayude a estimar el impacto de los nuevos socios en la empresa, todo con en el objetivo de que el movimiento se encuentre siempre amparado por la transparencia; no olvide tener toda la documentación en regla.

  • Establezca cuanto vale la empresa: valorar adecuadamente el negocio tanto en términos económicos como en apropiación, es imprescindible para que la presentación sea creíble y contundente. Así además de poder expresarse con mayores detalles, sabrá de manera inmediata si lo que le proponen es realmente lo que más le va a funcionar.

  • No sienta temor por las cláusulas: debido a que toda acción representa un riesgo, lo más sensato es que se estipulen cláusulas para el beneficio de todas las partes, así existirán buenas garantías.

La importancia del seguimiento constante

Una ronda de inversión no es algo que sea prioritario solo en el momento en el que ocurre, se trata de un movimiento que demanda comunicación continua y de un ritmo constante de seguimiento para que se deteriore en medio de la marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *